Al volante, el placer está siempre en proporción con la sensación de control.

Con el nuevo Mégane lll, dominá las calles con un manejo preciso y deslizate por las rutas, como si estuvieras redibujándolas.

El nuevo chasis te da el control, mientras que el agarre del auto despierta tu instinto escapista.